Después de la conferencia de prensa de Ricardo Peláez explicando la salida de Víctor Manuel Vucetich, todos los reflectores están apuntando hacia el nuevo inquilino del banquillo de Chivas. Michel Leaño ha pasado de ser una figura tras bastidores a convertirse en la nueva cara de un equipo que busca recomponer un semestre irregular dando un golpe en la mesa en el Clásico Nacional.

En el entrenamiento de este martes todos los reflectores apuntaban hacia la figura del nuevo entrenador, pero la imagen del día la protagonizó Jesús Molina, quien no saludó a su nuevo "jefe" en las instalaciones de Verde Valle. Su desplante hacia el nuevo director técnico no pasó desapercibido en las redes sociales, y el jugador se vio obligado a aclarar el 'impasse'.

"Me gusta lo que veo. ¿Pero porqué Molina evita el saludo de mano?", preguntó un usuario en una publicación en donde se ve el video del entrenamiento. El propio Molina no ha tardado en responder y se tomó con humor lo sucedido. "Yo digo que (no saludé) por mala persona, cero compromiso, grillero y demás. Venía de saludarlo minutos antes, hombre", respondió el jugador rojiblanco.

De acuerdo al reportero de Marca Claro, José María Garrido, y quien estuvo presente en la sesión de entrenamiento de este martes, ambos se saludaron minutos después durante el desarrollo de la práctica; además, dio su versión de lo sucedido:

"Instantes después de esa situación donde no se dan la mano, posteriormente hay un video donde se saludan, se dan una palmada en el hombro mutuamente. La impresión que tengo yo es que Jesús Molina no lo ve cuando le tiende la mano y es una situación totalmente accidental", explicó.