Para nadie es un secreto que la vida personal de Javier Hernández no pasa por su mejor momento, pues el futbolista surgido del Club Guadalajara ha vivido altibajos importantes con la madre de sus hijos, la modelo Sarah Kohan, con quien se casó en el 2019 pero algunos meses después se separaron, razón que motivó inéditas declaraciones del futbolista aceptando sus errores.

Chicharito ha tenido que lidiar no solo con sus bajas de juego notables a lo largo de su carrera y lesiones que lo han tenido parado por varios meses, ya que también en el aspecto familiar su situación no es la mejor. Ante ello el propio atacante del Galaxy de Los Ángeles y quien en diversas oportunidades ha desatado el sueño de los chivahermanos por verlo de nuevo vestido de rojiblanco, admitió que se ha equivocado en los últimos meses con Kohan y sus dos pequeños hijos.

 

"No era el mejor compañero que necesitaba ser, no era el mejor padre que quería ser. No era un gran amigo. No era el gran ser humano que quería ser", comentó el delantero mexicano en una entrevista para el portal The Ringer, donde habló de momentos personales que no toca con mucho frecuencia y menos ante los medios de comunicación. 

Fue por ello que la modelo australiana y Chicharito se separaron, pues reconoció que su comportamiento estuvo muy lejos de las expectativas. A sus 33 años el delantero ha tenido una buena campaña con el Galaxy anotando 14 goles y se ubica entre los mejores romperreredes de la MLS, solo tres tantos por debajo del líder que es Ola Kamara del DC United.

 

 

“Cuando vemos a un hombre llorar, pensamos que es débil, pero todos somos humanos”, añadió Hernández Balcázar en la charla, sobre los momentos difíciles que vivió en su última lesión. Según versiones extraoficiales Sarah Kohan le ha solicitado 100 mil dólares mensuales de pensión para la manutención de ella y de sus hijos.