El empate de ayer ante Xolos dejó un mal sabor de boca por los pasillos del Akron. Chivas se medía ante el último de la clasificación en este Apertura y ni así pudo batir la valla de los de Tijuana que viven en horas bajas. Además, suma 540' minutos sin anotar cuando juega de visitante, algo que ha prendido las alarmas sobre la falta de pegada.

Aunado a la 'pólvora mojada' del equipo, sigue latente la posibilidad de quedar fuera de la Liguilla, algo impensado al inicio de este semestre. Y es justo allí en donde se plantea la reestructuración de una institución que lleva tiempo sin dar una alegría a su afición, y todo pasa por cambios de nombres, desde el banquillo hasta el césped.

 

En ese escenario, resaltan los nombres de cuatro futbolistas cuyos contratos vencen en el mes de diciembre y que aún no saben nada de su renovación. Hiram Mier, Miguel Ponce, Jesús Molina y Oribe Peralta son los elementos que ya podrían negociar nuevos vínculos con otros clubes.

No obstante, desde Chivas aún no tienen decidido quién será el nuevo inquilino del banquillo después de que se conociera que Michel Leaño no continuará después de este torneo. De allí a que las renovaciones de estos cuatro futbolistas estén en 'stand-by' hasta que el nuevo "jefe" estudie caso por caso.

 

 

Uno de los que tendría todas las papeletas para salir sería Oribe Peralta. Con pocos minutos en esta etapa de su carrera, su próximo paso podría ser a un equipo de media tabla en donde no haya tanta exigencia, por lo que son pocos los que apuesten por un nuevo vínculo con el Rebaño. Los otros tres en cambio, cuentan con posibilidades de estampar su firma en un nuevo contrato, pero todo dependerá del desempeño en lo que resta de este semestre y de la decisión que tome el nuevo timonel de los rojiblancos.