El pasado viernes 18 de junio se estrenó "Chivas: El Rebaño Sagrado" en Amazon Prime Video, una serie para los fanáticos rojiblancos y los amantes del futbol mexicano. La misma revela grabaciones inéditas de jugadores del primer equipo y de directivos, tanto dentro como fuera del campo. Uno de los protagonistas es Antonio Briseño, quien se animó a mostrar una faceta que la mayoría desconocía de él.

El Pollo vivió una etapa complicada a inicios del 2020, ya que no era titular y no tenía oportunidades para ganarse un lugar. Es por eso que daba todo de sí en cada uno de los entrenamientos, y hasta después de los partidos en los que no jugaba hacía ejercicios con el preparador físico. Tanta era su motivación de entregar el máximo que le pedía lo mismo al resto de suplentes, pero esto le trajo algunos inconvenientes.

No todos tienen su mentalidad, eso está claro que puede suceder. El experimentado zaguero central pretendía que todos entenen con sus ganas, algo que provocó una fuerte discusión con Dieter Villalpando, exjugador del Deportivo Guadalajara. Mientras Briseño le reprochó su floja actitud para realizar las prácticas, el mediocampista lo atacó por sus limitaciones técnicas.

"Eres muy malo, eres muy malo", gritó en reiteradas ocasiones el canterano de Pachuca. El Pollo, muy enfadado, replicó: "Seré malo, pero le meto huevos wey. No como tú". Un asistente técnico se vio obligado a llevarse al defensor hacia otro sector del campo de juego, ya que la situación podría agravarse en cuestión de segundos.

 

Hace instantes, Antonio Briseño platicó por primera vez sobre esta pelea en videoconferencia. "Todo lo que vieron son cosas que pasan regularmente en un equipo de futbol. Soy confrontativo, soy un tipo que vive intensamente su pasión. Es mi trabajo, con este trabajo mantengo a mi familia, entonces yo me voy a entregar al máximo", explicó el ex-Tigres.

 

 

Más adelante detalló: "Sé que al final de cuentas como persona no le puedes caer bien a todo el mundo. Esto es parte de un equipo o una familia, si dices que tu familia nunca se ha peleado eres un mentiroso. Es parte de ese proceso que vamos teniendo como jugadores, es aprendizaje que se va teniendo y es experiencia. Soy como soy, no voy a cambiar. Voy a seguir por la misma línea. Si uno se entrega al máximo no hay nada que reprochar".