Jaime Lozano ya había declarado con anterioridad que le gustaría dirigir a las Chivas de Guadalajara, en gran parte porque le parece una buena idea que solo juegue con mexicanos, sin embargo ahora dio más detalles sobre sus intenciones de asumir algún día las riendas del conjunto rojiblanco debido al estilo de juego que desea implementar.

 

 

El “Jimmy”, por segunda semana consecutiva reconoció su intención de comandar al Rebaño Sagrado, pues considera que el trabajo que busca implementar con los jugadores en el día a día es muy distinto a lo que se realiza con una selección, lo cual es un buen motivo para retomar su trabajo en clubes y no descarta hacerlo en el equipo tapatío.

 

"En un equipo tienes más tiempo de trabajo y es más fácil llevar a un club a esas dimensiones, a jugar bien. En una selección tienes menos tiempo, lo bueno es que seleccionas, como bien lo dice la palabra, seleccionas al jugador indicado para tu idea de juego, entonces un club te da y te quita y lo mismo con selección. Yo lo que quiero, por eso me quiero ir a un club, para desplegar de la mejor manera posible mi idea de juego”, comentó Lozano en entrevista para TUDN.

"Voy a lo mismo que selección. Nunca me tocó jugar ahí, Chivas es uno de los equipos más importantes del país, sin duda alguna y más porque ahora que estuve en selección y tienes única y exclusivamente jugadores mexicanos, me tocó tener a nueve o diez jugadores de estos que están en este equipo, pues sin duda que sería una agasajo poder compartir todos los días y enseñarles y aprender de ellos. Por supuesto que me gustaría”, abundó el estratega medallista de bronce. 

Lozano defiende a Alexis Vega y Uriel Antuna

En cuanto al funcionamiento tan criticado por la afición de Guadalajara de Alexis Vega y Uriel Antuna que era muy distinto con el Tricolor, el “Jimmy” aseguró que no había nada especial en su trabajo con la Sub-23, pero cosiera que tal vez la motivación era distinta: "Difícil no estar dentro, no ver el día a día de los jugadores y hablar. Me parece complicado, es distinto, también una selección a un club es distinto”.

 

 

"En una selección la motivación la mantienes un poco menos de tiempo porque los torneos son inmediatos, también creo que la idea de juego que nosotros desplegamos les benefició mucho a estos jugadores e hizo que pudieran elevar muchísimo su nivel".