El intercambio de Uriel Antuna al América y Sebastián Córdova a las Chivas de Guadalajara está en marcha, las negociaciones van por buen camino y todo a punta a que en breve se haría oficial y quizá ya estaría resultado si el “Brujo” estuviera de acuerdo en todos los beneficios que recibirá de vara al Torneo Clausura 2022, pero hay un tema meramente personal que no termina por convencerlo.

+ Futbol de estufa de Chivas rumbo al Apertura 2022 de la Liga MX

Lejos del amor a la camiseta y a los colores rojiblancos, para el todavía atacante del Rebaño Sagrado ese tema es irrelevante comparado con su situación familiar, pues en la columna del Francotirador del diario Récord se filtró la verdadera razón que tiene detenidas las negociaciones que hasta ahora han llegado a buen puerto entre las directivas.

 

Y es que a relación entre Vergara y Emilio Azcárraga siempre ha sido cordial y de respeto, pues los dos son empresarios exitosos que en distintos ramos han logrado generar grandes ganancias y trabajo para muchas familias mexicanas, lo cual no está en tela de juicio. Ante ello, la rivalidad se encona mucho más con los seguidores de Guadalajara y América, que no ven con buenos ojos este tipo de tratos, por mucho que en el tema meramente deportivo no resulten una locura.

La razón de Antuna que detiene negociación

En el rotativo se señala que el “Brujo” no está muy convencido de tener que mudarse a la capital mexicana, recordando otra situación cuando tuvo que dejar Los Ángeles para vivir en Guadalajara. Esto ha impedido que se avance con mayor rapidez en las transferencias que podrían hacerse oficiales esta misma semana, si es que Antuna no cambia de opinión, donde evidentemente nada tiene que ver cambiarse al odiado rival.

 

 

“Pero, hay algo que aún atora la negociación, una traba de la que prácticamente depende que se haga: Antuna no termina por estar convencido de salir de la comodidad que significa estar en el Rebaño, además de tener que vivir en la Ciudad de México, donde tendrá más presión. Hay que recordar que Uriel tampoco quería dejar L.A. en su momento, donde finalmente alcanzó a tener a su bebé antes de aceptar emigrar a la Perla Tapatía. Veamos cómo termina”, fue algo de lo que publicó el citado diario.