El intercambio entre Uriel Antuna y Sebastián Córdova ya va cobrando forma. En los últimos días ambos equipos han acelerado las negociaciones después de la eliminación del América de manos de Pumas, situación que ha hecho que desde Chivas de Guadalajara trasladaran sus intensiones a los de Coapa.

+ Futbol de estufa de Chivas rumbo al Apertura 2022 de la Liga MX

 

Tras la caída de Las Águilas de manera sorpresiva ante el peor de los clasificados en la Liguilla, desde las oficinas azulcrema se plantean una reestructuración de la plantilla, de ahí a que su '10' esté entre los jugadores con posibilidades de salir en el próximo mercado de transferencias.

Sin embargo, un hecho que se dio en la vuelta de los cuartos de final en el Estadio Azteca en la que Pumas se impuso a los americanistas ha desatado la tormenta. De acuerdo a información de la columna San Cadilla, del diario Reforma, Santiago Solari tuvo un percance con Córdova y esto habría finiquitado el futuro del jugador en el plantel del técnico argentino.

"Resulta que Santiago Solari metió a Córdova al minuto 49, a ver si le sacaba las papas del fuego. Minutos después, en una jugada en la que las Águilas perdieron el balón, el técnico gesticuló y gritó varias veces en dirección a Sebastián para pedirle que bajara a apoyar a la defensiva, pero el futbolista traía la mirada clavada en el césped y ni por asomo volteó a la banca para ver a su entrenador... Hmmm ¿no lo escuchó o no quiso escucharlo?", se lee en parte de la información.

Esto habría dinamitado la relación entre ambos, por lo que Solari prescindiría de los servicios de Córdova para el Clausura 2022. En este 'río revuelto' es donde Chivas espera pescar al número 10 de los americanistas y además darle salida a Antuna, quien no ha cumplido con las expectativas de la directiva rojiblanca.