La directiva de las Chivas de Guadalajara encabezada por Amaury Vergara hizo la petición para aumentar el aforo del Estadio Akron en el Clásico Tapatío frente al Atlas que se celebrará el próximo sábado 2 de octubre a las 21:00 horas. La intención era que les permitieran el 75% dejando atrás el 33% que han respetado en los encuentros anteriores donde los rojiblancos han jugado como locales, pero todo quedará en un 50%.

Será este jueves cuando se haga oficial la determinación de la Mesa de Salud del Estado de Jalisco que les otorgará la autorización para que puedan convocar a más aficionados para el compromiso importante donde el sábado recibirán a los Rojinegros dentro de la Jornada 12, en un encuentro de alto impacto tanto mediático como deportivo, pues para ambos conjuntos es vital seguir sumando para aspirar a la Liguilla, sobretodo para los rojiblancos que cayeron el miércoles ante Querétaro. 

 

La Mesa de Saluda analizó la petición y después de considerar la situación de la pandemcia por COVID-19 que se vive en el estado de Jalisco y que ha venido a la baja en las últimas semanas, la respuesta es positiva para la dirigencia de Guadalajara, aunque no al 75% como pretendían, pero con un aumento al 50%, lo cual no es mala noticia para Chivas que a lo largo de la campaña ha jugado con el 33%, es decir, poco más de 15 mil aficionados.

La noche del miércoles el Rebaño Sagrado cayó como visitante ante Gallos Blancos de Querétaro 1-0  en un segundo partido consecutivo fuera de casa, por lo cual volverán al Estadio Akron el sábado a las 21:00 horas con una mucho mayor afluencia de asistentes, pues con la autorización antes mencionada, el Akron albergará poco más de más de 23 mil personas al Gigante de Zapopan.

Chivas, con bríos renovados

Tras la llegada de Michel Leaño como técnico en el pasado Clásico Nacional, Guadalajara recibió un revulsivo anímico que lo tratará de meter de lleno en la lucha por los primeros puestos de la campaña no sólo en cuanto a puntos cosechados, sino en el aspecto emocional de los futbolistas, sin embargo la derrota contra Gallos Blancos caló hondo en el vestidor y ahora van por la revancha frente al Atlas.