La celebración de Aldo Rocha ante Chivas el pasado fin de semana encerraba un mensaje implícito. El capitán del Atlas fue el encargado de anotar el gol del triunfo de su equipo en el Clásico Tapatío tras el cobro desde los once mentros, y al superar la valla defendida por Raúl Gudiño, el mediocampista se llevó las dos manos a los oídos en señal de "no los escucho".

Su mensaje, quizás, era una provocación hacia los dirigentes del Rebaño, quienes tiempo atrás descartaron su fichaje por el de Jesús Molina. Así lo contó el propio Rocha en una conversación con ESPN en marzo del 2020, en donde señaló que el interés de Chivas le produjo un gran orgullo al tratarse de una de las instituciones más valiosas de todo el balompié azteca.

“Sí, Fue hace aproximadamente un año sino mal recuerdo, por diferentes circunstancias no se dio la transacción, fue algo motivante. Al fin y al cabo sabemos que Chivas es el equipo de los mexicanos con mayor seguidores, un equipo ganador, un equipo de tradiciones”, dijo Rocha en aquel entonces.

Tras ser descartado por el Rebaño, Rocha siguió jugando para Monarcas -reconvertido en Mazatlán- hasta que los Zorros se hicieron con sus servicios el pasado mes de enero. Desde entonces, el nacido en León de los Aldama se hizo con la titularidad y su gran desempeño lo hizo merecedor de portar la banda de capitán.

“Si, creo que el tema fue el precio de mi carta, y después fue que se dio la transacción que fue la llegada de Molina (Jesús) y ya fue que se vino todo abajo, pero por algo pasan las cosas, la realidad es que estoy trabajando para que pueda llegar una nueva propuesta”, remarcó en aquella entrevista.