Jared Borgetti, ex delantero de las Chivas de Guadalajara, puede engrosar cualquier lista de los futbolistas más destacados del futbol mexicano, pero su triste paso por el Rebaño Sagrado lo dejó como considerado entre los peores refuerzos en la historia de la centenaria institución tapatía y en el caso de este seriado, una de las vergüenzas rojiblancas, quien parecía destinado a brillar a donde fuese, hasta que llegó a la Perla Tapatía en el ocaso de su carrera como profesional, para dejar un inmaculado registro de goles, toda una deshonra para un artillero legendario.

El espigado atacante, que formó parte del Club Deportivo Guadalajara durante los primeros cinco meses del año 2009 en una muy breve pasantía, surgió de la cantera del eterno rival de ciudad: Atlas. Nació el 14 de agosto de 1973 en la localidad de Culiacán, Sinaloa y aunque no despuntó de inmediato, debutó con 20 años de edad en la Primera División, con los Zorros, el 6 de marzo de 1994 en la caída 3-1 ante el club América en el Estadio Azteca, bajo las órdenes del técnico argentino Marcelo Bielsa. Fue traspasado el 1 de julio de 1996 a Santos Laguna para el Invierno 96 y se erigió como referente goleador de los Guerreros, con 205 goles en ocho temporadas hasta la 2003-2004. Luego pasó por Sinaloa y Pachuca en 2005, para dar el soñado salto a Europa con el inglés Bolton Wanderers (2005-2006) de la Premier League.

Chivas de Guadalajara siempre ha apostado por el talento mexicano, pero no siempre ha acertado y durante las últimas dos décadas se han concretado algunos fichajes fulgurantes, que sin embargo, no han podido dejar huella debido a su pobre rendimiento dentro del campo de juego con la playera rojiblanca y nunca cumplieron con la expectativa que generó su llegada al redil. Para el Torneo de Clausura 2009, ya en el ocaso de su carrera, Jared Borgetti fue refuerzo del Club Deportivo Guadalajara y en un brevísimo periodo de apenas cuatro meses solamente jugó siete partidos de Liga MX y totalizó 13 (con su participación en la edición de ese año de la Copa Libertadores de América), pero no anotó ningún gol. Tras su efímero paso, se fue al club Puebla, donde tuvo números contrastantes.

Borgetti, quien fue presentado el 14 de enero de 2009, estuvo menos de cuatro meses en la plantilla del redil y tras su pobre desempeño con el Rebaño Sagrado se confirmó su salida el 12 de mayo, al mes siguiente se fue cedido a Puebla. El ex director general del Guadalajara, Juan José Frangie, aseguró entonces que a Jared Borgetti le pesó la camiseta de las Chivas. El directivo al mando en el título del Apertura 2006 advirtió en una entrevista con El Universal que la "playera de Chivas pesa muchísimo", por lo que no cualquiera puede vestirla y sobresalir.

Juan José Frangié argumentó en esa ocasión tras el triste paso de Borgetti por el redil que "habría que ver jugador por jugador. Ver realmente quién va a dar el estirón y quién no. Traer la camiseta de Chivas y haber sido campeón antes no es fácil". Agregó que "hemos visto a lo largo del tiempo jugadores que firmaron con Guadalajara y no funcionaron y eso que habían destacado en otros equipos: ‘Chato’ (Juan Pablo Rodríguez) como (Jared) Borgetti. Les pesó mucho. Hay que ver quién puede en una temporada donde son campeones y luego no califican, quién va a poder con esa presión".