El empate agónico de ayer por la noche seguramente dejó a más de un fanático con la adrelina por las nubes, pero luego del partido y con la cabeza un poco más fría, los Chivahermanos no tardaron en criticar el rendimento una vez más, algo que ya se mantiene pese al cambio de entrenador y que difícilmente cambie en el corto plazo.

Pese a que las cosas mejoraron notablemente en los últimos meses, el presente de Chivas sigue sin ser el mejor. Desde la salida de Víctor Manuel Vucetich y la asunción de Marcelo Míchel Leaño como entrenador interino del equipo, los resultados han sido un poco más favorables. A la hora de repasar los números del equipo luego de la salida del Rey Midas, se podrá ver que los tapatíos ganaron dos, empataron tres y una derrota.

Aunque consiguieron nueve de 18 puntos posibles, la manera que tienen de jugar no ha cambiado y los fanáticos ya están cansados de ver un equipo antipático y sin un estilo de juego atractivo al que le cuesta competir contra rivales que claramente están en peores condiciones.

"Me da vergüenza decir que le voy a @chivas es decepcionante como se desenvuelven en el campo y que tengan que adicionar tiempo para que empaten, mientras la directiva se ocupa de la nueva playera; vergüenza y dignidad es lo que les falta",  publicó en Twitter uno de los tantos fanáticos, que están furiosos.

Para alegría de los fanáticos, Leaño avisó que no seguirá en el club, pues el solo está cumpliendo con su rol de interino hasta que la directiva consiga un reemplazo acorde. Con este panorama, los fanáticos tendrán que seguir esperando a que el actual entrenador cumpla su ciclo hasta que llegue uno nuevo, algo que todavía es un misterio, pues la directiva todavía no tomó decisiones.