La Selección Mexicana Sub-23 derrotó 1-0 a Rumania en el primer amistoso de esta nueva gira europea previo a los Juegos Olímpicos de Tokio. El partido se llevó a cabo en Marbella, España, y contó con la presencia de 5 jugadores del Deportivo Guadalajara, club que es la gran base de este equipo.

Gilberto Sepúlveda, Fernando Beltrán, Alexis Vega y José Juan Macías fueron titulares en el conjunto dirigido tácticamente por Jaime Lozano; mientras que Jesús Angulo ingresó en la segunda etapa. Cabe resaltar que estos juegos preparativos son fundamentales, ya que el DT terminará de confeccionar la lista olímpica de acuerdo a los rendimientos individuales de algunos futbolistas.

Al Tri le faltaron algunos elementos que resultan fundamentales para el funcionamiento colectivo, tales como Uriel Antuna, Sebastián Córdova, Roberto Alvarado y Carlos Rodríguez. Eso explica un poco por qué le costó tanto al equipo nacional superar en lo futbolístico a la Selección de Rumania, la cual no cuenta con figuras destacadas.

Fernando Beltrán, jugador que está dando mucho que hablar en el mercado de pases de Liga MX, protagonizó una de las jugadas más importantes del encuentro en ataque. Tomó el balón a más de 25 metros de la portería rival y no tuvo mejor idea que disparar: reventó el travesaño. Estuvo a escasos centímetros de marcar un verdadero golazo y darle el triunfo al Tri.

 

A los 30 minutos del complemento llegó, por fin, el gol del encuentro. Cuando parecía que el mismo se moría 0-0, Alexis Vega dejó en claro que quería llevarse una victoria y realizó una gran jugada para solucionar el juego. Habilitó al Canelo, quien remató de zurda y dejó sin posibilidades al portero rumano. El tanto del triunfo, bien de Chivas.

 

Luego de esto, la Selección Mexicana sostuvo su valla invicta y logró celebrar su primera victoria en esta gira europea. Ahora, se medirá ante Arabia Saudita en el segundo amistoso preparativo de cara a los Juegos Olímpicos.