Ramón Morales no sólo es uno de los últimos emblemas de las Chivas de Guadalajara, también es un fiel aficionado rojiblanco desde mucho antes de que pudiera jugar en el “equipo de sus amores”, por lo cual es una de las voces más autorizadas para callar las críticas hacia la grandeza de la institución como lo hizo Roger Martínez del América, en las declaraciones previas al Clásico Nacional que se jugará este sábado en el Estadio Azteca.

 

 

El ex volante zurdo no quiso entrar en polémica, no al estilo de Adolfo Bautista, pero sí dejó claro que un futbolista que hace unos meses prácticamente estaba fuera de la Liga MX tiene poca credibilidad en sus palabras y mucho menos para opinar del Rebaño Sagrado, un club que evidentemente no conoce en lo más mínimo.

“Sobre las declaraciones de Roger, no me interesa, no me interesa alguien que hace poco tenia pie y medio fuera de este mismo equipo y ahora tiene otra oportunidad. En el caso de Adolfo, es un gran amigo que siempre defendió los colores de Chivas y es claro que ahora defiende al equipo de sus amores”, apuntó “Ramoncito” en entrevista para W deportes.

Por otra parte, Morales Higuera, campeón con Chivas en el Apertura 2006 y alguna vez técnico interino, se mostró extrañado por el despido de Víctor Manuel Vucetich justo después del triunfo sobre Pachuca, pues considera que en el peor momento de su gestión en el banquillo tapatío lo mantuvieron, por ello le resultó sorpresivo que haya quedado fuera antes de medirse al acérrimo rival y que la oportunidad ahora la tenga Michel Leaño.

 

 

“Fue sorpresiva la salida de Vucetich, cuando lo iban a correr que siempre no, y ahora se dio, me parece que el señor Vucetich ya no impactaba en el equipo, me parece que ya ocupaban un revulsivo en el equipo en el ámbito psicológico, mental y futbolístico aunque no sabemos qué es lo que viene”, explicó Ramón Morales, quien no tiene muy claro lo que buscarán con Leaño como estratega.