En Chivas de Guadalajara no quieren saber nada de Eduardo López. A pesar de que el mediocampista mexicano está teniendo un semestre de ensueño con el San José Earthquakes de la MLS, desde las oficinas rojiblancas no olvidan el pasado turbulento de la 'Chofis' y le tendrían puesto el cartel de "se vende" para el próximo mercado de pases.

La cesión de López con el conjunto estadounidense expira el próximo mes de diciembre, tiempo en el que los norteamericanos decidirán si extender o no el préstamo con el jugador, sin embargo, desde la Liga MX habría un interesado para hacerse con los servicios del nacido en Torreón.

Rayados Monterrey habría mostrado interés en contratar al futbolista de 27 años para la próxima ventana de transferencias. Javier Aguirre estaría siendo el principal valedor de la llegada de un jugador al que se le avizoró un futuro brillante en el balompié local, pero cuyas indisciplinas constantes terminaron lastrando sus posibilidades.

En caso de que los Rayados se hicieran con la Chofis, desde Chivas tendrían "premio doble": por un lado se asegurarían una buena cantidad de dinero por la venta de una de sus 'perlas', y además la negociación sacaría de carrera a uno de sus rivales por el fichaje de Rodolfo Pizarro, quien ha estado en la mira del Rebaño pero también del conjunto regiomontano.

El también exjugador de Chivas expresó su deseo de abandonar el Inter de Miami después del mes de diciembre, por lo que los focos de varios conjuntos de la Liga MX apuntaron hacia el mediocampista, y desde las oficinas del Akron contemplarían su llegada siempre y cuando lo permita su economía, algo que sería más viable en caso de que pudiesen sacar un buen monto por la venta de la Chofis.