El 10 de julio no es un día más para el Deportivo Guadalajara. Un día como hoy, pero hace 5 años, se vivió una jornada inolvidable para todos los fanáticos rojiblancos. Un tal Omar Bravo jugaba su último partido con la playera del Rebaño Sagrado y su nivel estuvo a la altura de su carrera: marcó el gol que le dio el título al club de la SuperCopa MX ante Veracruz.

Chivas había ganado la Copa MX correspondiente al torneo Apertura 2015; mientras que los Tiburones hizo lo propio en el torneo Clausura 2016. Se vieron las caras un 10 de julio de 2016 en el estadio StubHub Center, en Los Angeles. Fue la primera y única consagración en esta competencia en la historia de la institución, por lo que tiene un lugar importante en el palmarés.

 

Matías Almeyda era el DT del Guadalajara y formó con: Rodolfo Cota; Carlos Salcido, Jair Pereira, Edwin Hernández, Carlos Salcedo; Orbelín Pineda, Isaác Brizuela, Jesús Sánchez; Carlos Peña; Ángel Zaldívar y Carlos Cisneros. En la segunda etapa ingresaron Javier López, José Juan Vásquez y Omar Bravo. El histórico centrodelantero entró al minuto 88 y eso le alcanzó para hacerse presente en el marcador.

Con el partido 1-0 en favor de Chivas y con un Veracruz que buscaba el empate a como dé lugar, Bravo fue el encargado de liquidar la historia al 93 y darle el título al club rojiblanco. Tras un enorme pase de la Chofis, el oriundo de Sinaloa solamente tuvo que empujarla para marcar su último gol con la playera que tan feliz lo hizo. Luego de que el balón tocó las redes, Omar no hizo más que soltar las lágrimas que tenía guardadas y disfrutar de sus últimos instantes como jugador de la institución.

 

 

El máximo goleador de la historia de Chivas

Omar Bravo marcó esa tarde su gol número 160 con la playera del Deportivo Guadalajara, estirando su liderato en la tabla de máximos goleadores en la historia del club. Pasó a Salvador Reyes el día que le convirtió un doblete al América en el Clásico Nacional del torneo Apertura 2015. El Chava se quedó en 154 tantos.