Chivas de Guadalajara ha tenido un año 2020 algo complicado para las altas expectativas que se formaron de cara al primer torneo del curso, el Clausura, en el que la llegada de Ricardo Peláez y una buena cantidad de prometedores refuerzos apuntaban a lo más alto y el título se volvió más que nunca una obligación.

Sin embargo, los resultados no han llegado del todo para el cuadro rojiblanco que de los 12 encuentros de Liga MX que ha jugado desde enero (10 del Clausura y dos en el actual Guard1anes 2020) solo ha podido ganar en cuatro. Sin duda unos números que no terminan de reflejar la inversión que se ha hecho.

En el inicio de una nueva temporada, los dirigidos por Luis Fernando Tena no han logrado sumar de tres en sus encuentros ante León y Santos Laguna, por lo que todos sus triunfos en el años fueron en el pasado Clausura. FC Juárez, Tijuana, León y Atlas han sido los equipos a los que logró imponerse.

En el resto de encuentros ha acumulado cinco empates y tres derrotas. Pese a que no son números que lo ubiquen entre los de peor rendimiento en el año, aún está lejos de los más destacados de 2020 como León y Cruz Azul que acumulan hasta ocho victorias para ser los de mayor dominio.

Chivas aún tiene un amplio margen de mejora y esta sábado tienen una gran oportunidad de sumar un triunfo frente a Puebla y empezar a sumar puntos en el Guard1anes para apuntar a la zona alta de la tabla.