El estratega del Club Guadalajara,Marcelo Michel Leaño ha batallado para encontrar a un lateral derecho que le dé los resultados esperados, pues no hay competencia para Jesús Sánchez quien parece ser el único elemento que maneja esa posición de manera natural, y para el encuentro frente a Cruz Azul en esta Jornada 15 se avecina un cambio inédito para ocupar esa zona de la cancha.

En el compromiso que se celebrará la noche del sábado en la cancha del Estadio Akron, el timonel de las Chivas ha movido sus piezas durante los últimos entrenamientos con tal de rejuvenecer la lateral derecha, ha probado con Isaac Brizuela, quien se lesionó y apenas volvió a la actividad contra Xolos y también con Carlos Cisneros, quien no desconoce la posición, pero siempre piensa más en atacar que en defender.

 

Por este motivo, el entrenador de 34 años no descarta utilizar a Antonio Briseño en lugar del “Charal” y darle la oportunidad de probar como defensor en otro lugar al que acostumbra el “Pollo”, así lo dio a conocer en su columna de este viernes SanCadilla de Grupo Reforma, aunque es un misterio saber cuáles son las razones, pues en la banca ha dejado todo este tiempo al “Chapito” Sánchez, amo y señor de esa posición.

“Ahora con el cambio en el timón, Marcelo Michel Leaño regresó a Carlos Cisneros a esa posición, pero pues ni fu ni fa. Ahora, uno de los posibles ajustes que rondan la cabeza del entrenador es poner a Antonio Briseño en la lateral y regresar a Hiram Mier a la central junto al "Tiba" Sepúlveda. El "Pollo" no desconoce la posición y con más empeño que técnica tendría la tarea de parar al "Piojo" Alvarado y compañía”, fue algo de lo que se publicó en dicho diario.

 

 

Chivas se juega una de sus últimas cartas antes Cruz Azul

Para Guadalajara es vital obtener el triunfo frente a La Máquina la noche del sábado, pues cuentan con 18 unidades y están en el octavo puesto, por lo que urge sumar de a tres para no bajar de ese lugar y por el contrario escalar posiciones en busca de un boleto para la Fiesta Grande, a la cual todavía aspiran de manera directa pero necesitan ganar los tres juegos que les restan. Por lo que una derrota sería imperdonable para los tapatíos.