"Es un entrenador más 'humano'...", llegó a decir Luis Olivas sobre Michel Leaño cuando fue consultado por las diferencias del nuevo entrenador con Victor Manuel Vucetich. Las palabras del jugador de Chivas fueron vistas como un 'dardo' a su antiguo jefe, pero encierran una realidad que pone a la luz dos maneras distintas de entender el manejo de un vestuario.

Leaño ha sido reconocido por todo el plantel rojiblanco como un técnico mucho más cercano al futbolista y que pondera la comunicación personal ante cualquier otro método de transmisión de ideas. Esto se ha visto refrendado en los últimos entrenamientos del Rebaño, en donde se le ve saludar uno por uno a cada elemento de la plantilla.

De acuerdo a información que publica la columna El Francotirador del diario Récord, Vucetich se distanció del equipo a tal punto que solo mantenía contactos con tres futbolistas en específico. Isaác Brizuela, Hiram Mier y Jesús Molina eran los tres elementos que se encargaban de transmitir el mensaje del técnico al resto de sus compañeros.

"De entrada ya te había platicado que Vucetich es un timonel que no se relaciona con todos sus futbolistas, al contrario, es reservado y elige a dos o tres líderes para enviar los mensajes importantes. En cambio, Marcelo Michel quiere ser amigo de todos, trata der ser el jefe buena onda con el grupo y trata de mantener diálogo constante con cuanto puede.", se lee en parte de la información.

Esta metodología del Rey Midas empezó a perder efecto cuando los resultados empezaron a flaquear y a dejar en evidencia al entrenador, quien no pudo encontrar respuesta por parte de sus dirigidos. Aún es pronto para saber si la designación de Leaño fue un acierto o no, pero sus métodos para manejar al grupo están siendo celebrados por todos los costados de Verde Valle.