Las Chivas de Guadalajara vivieron un primer tiempo de pesadilla frente al Atlas en el Clásico Tapatío de la Fecha 12 en el Estadio Akron, debido a las expulsiones de Hiram Mier y Cristian Calderón, en una clara muestra de que el arbitraje que recibieron en el Clásico Nacional frente al América por la Jornada 10, está siendo “cobrado” por Fernando Guerrero, quien se vio muy rigorista en ambas tarjetas rojas.

+ TRANSMISIÓN EN VIVO DEL CLÁSICO TAPATÍO EN AZTECA DEPORTES

Primero fue Mier quien se fue del encuentro, luego de una patada en el rostro del atacante Julio Furch, sin embargo está de espaldas y el delantero de los Rojinegros agachó un poco el rostro, pero Guerrero fue al VAR para observar con detenimiento la jugada y consideró que era una agresión del zaguero, sin tomar en consideración los movimientos del jugador atlista.

 

Minutos más tarde, se marcó un penalti a favor de los visitantes, también de manera discutida, pues no se ve con claridad el golpe de Luis Olivas. Aldo Rocha se encargó de anotar desde los 11 pasos y en el festejo Cristian Calderón se molestó y se fue contra Jairo Torres, quien se dejó caer de inmediato y el árbitro sin dudarlo, sin revisar la jugada, en medio de al menos 8 jugadores, sacó la tarjeta roja recordando lo criticado que fue César Ramos, en el Clásico Nacional, cuando Miguel Ponce le picó los ojos a Henry Martín, lo que le costó la sanción al nazareno desde la jornada anterior.

¿Fernando Guerrero se la está cobrando a Chivas?

Como si fuera consigna, el árbitro salió muy quisquilloso desde el arranque del duelo, donde cada jugada la marcaba con lupa, esperando que no se saliera nada de control, pero en esa intención, las dos únicas jugadas discutidas fueron en contra de Guadalajara, como si los rojiblancos tuvieran que pagar el mal arbitraje de Ramos Palazuelos en el duelo ante América ¿convicción o coincidencia? Solo en la Comisión de Arbitraje tienen la respuesta.

 

Último enfrentamiento entre Chivas y Atlas

La última vez que se enfrentaron Chivas y Atlas fue en la campaña anterior donde los rojiblancos necesitaban urgentemente el triunfo para meterse en la lucha por la Liguilla, donde Ángel Zaldívar marcó su único tanto de la campaña para obtener los tres valiosos puntos con marcador de 1-0 acumulando seis victorias consecutivas ante los Rojingeros.