En el Club Guadalajara ya se dieron cuenta que el talento, las estadísticas y el costo de los futbolistas no siempre es proporcional al rendimiento con el que se van de la institución, pues el caso de Oribe Peralta dejó más que mermado al conjunto rojiblanco no solo en el aspecto económico, sino en hacer evidente la pésima decisión de llevar a un futbolista veterano con un sueldo muy elevado que nunca rindió ni la mitad de lo que se esperaba.

Por tal motivo, el presidente Amaury Vergara tendrá que involucrarse mucho más en las decisiones deportivas con todo y que tenga a Ricardo Peláez como su principal responsable en dicha área, pues es una realidad que de los errores se aprende y no desean tener en la plantilla a elementos sin las características que requiere el Rebaño Sagrado.

 

El comunicador Rubén Rodríguez publicó en el diario Récord que el dueño de Guadalajara ha pedido a Peláez y al técnico Michel Leaño que empiecen con una limpia dentro del plantel para determinar quiénes cuentan con los requisitos que necesitan de cara al Torneo Clausura 2022, donde el aspecto deportivo no será el único aspecto a considerar.

En este sentido, no solo tratarán de buscar intercambios para encontrar algunos refuerzos de calidad, sino que también escogerán de manera más exhaustiva a los futbolistas indicados que puedan cumplir con las expectativas sin importar cuál sea su nombre: “Amaury Vergara toma las riendas en su equipo y legado de su padre. Para empezar, les ha pedido tener ojo clínico, pero muy clínico, en las posibles contrataciones, intercambios o negociaciones, ya que no quiere repetir la historia de los últimos torneos”.

 

 

“Quiere y exige jugadores que antes de firmar platiquen y sientan el deseo y compromiso de jugar en Chivas, así sea promesa o figura. Futbolistas comprometidos y dedicados al 100 a un proyecto que enmiende los errores anteriores, ya que han puesto a los rojiblancos en la lona”, fue parte de lo que escribió Rodríguez.