Estaba más que cantada su salida y finalmente se hizo oficial. Las Chivas de Guadalajara anunciaron el adiós de uno de los fichajes más polémicos e improductivos de los últimos años, pues Oribe Peralta ya no es más jugador rojiblanco de cara al Torneo Clausura 2022, luego de cumplir con su contrato que inició en el 2019 y donde quedó a deber de manera estrepitosa.

+ Futbol de estufa de Chivas rumbo al Apertura 2022 de la Liga MX

El “Cepillo” llegó al Rebaño Sagrado con un salario de dos millones de dólares anuales, siendo el futbolista mejor pagado en la era de Amaury Vergara, pero la situación más penosa del atacante de 37 años es que apenas pudo anotar dos goles oficiales con la camiseta tapatía, llevándose severas criticas por parte de la afición que nunca lo aceptó.

 

Los números de Oribe Peralta en Chivas

Fue en junio del 2019 cuando el “Hermoso” arribó a Guadalajara en medio de una enorme sorpresa y malestar de los chivahermanos, quienes siempre vieron con malos ojos el fichaje que fue decidido por el entonces directivo José Luis Higuera, un americanista conocido que terminó por ser despedido a los pocos meses y actualmente es el presidente del Atlético Morelia en la Liga de Expansión.

Oribe firmó contrató por dos años y medio y un sueldo impresionante, sin embargo nunca logró mostrar el cartel con el que se unió a Chivas y sus actuaciones fueron raquíticas, pues vio acción en 37 partidos, de los cuales 22 fueron de cambio, por lo que apenas en 15 fue titular.

 

 

Anotó dos tantos de manera oficial, uno en Liga MX contra San Luis de penalti en el 2019 y otro más en Copa MX frente a Correcaminos en octubre del 219. Por lo que Oribe Peralta prácticamente acumuló dos años sin marcar un tanto con Chivas, ya que la última vez fue ante los potosinos en enero del 2020. Hoy se va del club por su alto salario y al haber rechazado la posibilidad de seguir en el equipo pero con una reducción salarial, aunado a que tampoco quiso integrase al cuerpo técnico, ya que desea seguir jugando.