Las Chivas de Guadalajara se desprendieron de su principal atacante, pues José Juan Macías marcó 16 anotaciones en los últimos tres torneos, por lo cual llamó la atención de algunas escuadras además del Getafe de España, club que finalmente se lo llevó, pero la Juventus de Italia también buscó los servicios del atacante, así como los de Uriel Antuna, pero el costo que les puso la directiva fue la clave para que no se diera la negociación.

Desde hace algunas semanas ya se había revelado que un representante italiano trataría de colocar a ambos elementos en el futbol de Europa, por tal motivo la Vecchia Signora se acercó a la dirigencia del Rebaño Sagrado para conocer el precio que tenía JJ, sin embargo el equipo transalpino consideró excesivo lo que pretendían a pesar de que el delantero mexicano ha estado en buen nivel desde que regresó al equipo tapatío, tras su paso por el León. 

 

El ex jugador del Guadalajara, Sergio Lugo y quien estaba cercano a dicho agente, dio a conocer en entrevista para Jalisco Tv la situación que impidió la transacción de JJ Macías a la Juventus, así como la del “Brujo” Antuna, otro de los elementos que llamó poderosamente la atención del conjunto de Turín, pero al final las circunstancias solo jugaron a favor de José Juan, quien emigró al España con el conjunto Azulón.

 

 

“La Juve estaba interesado en JJ Macías. Pero desistieron tras lo que pidió Chivas que prefirió cederlo al Getafe, así lo Confirmó Sergio Lugo en entrevista que le realizamos. También la Juve quiso a Uriel Antuna y por el precio ya no quisieron seguir tratando”, publicó el periodista Raymundo González, acerca de las declaraciones de Lugo Barrón.

 

 

Aunque no se ofrecieron detalles sobre la propuesta económica que puso sobre la mesa la Juventus por Macías y Antuna, es un hecho que la dirigencia prefirió mantener al “Brujo” y ceder a las pretensiones del Getafe por JJ, quien se fue a LaLiga a préstamo por un año con opción a compra, aunque el Club Guadalajara se quedará con el 50% fue la carta del futbolista, es decir, aunque los madrileños compren al atacante mexicano, solo se podrán quedar con la mitad de su pase para que el Rebaño siga beneficiándose en un futuro en caso de que vaya a otro equipo que haga una oferta más generosa.